Evaluación neuropsicológica

La evaluación en los primeros años de vida es un procedimiento dinámico que se realiza a partir de un estudio global y en profundidad del desarrollo del niño, de su historia individual, familiar y de su entorno. Valoramos el desarrollo de cada niño a través de:

  • Estudio de informes médicos y educativos.
  • Aplicación de pruebas y test estandarizados.
  • Observaciones clínicas.
  • Entrevistas familiares
  • Informes sobre la evolución en los tratamientos.
  • Registros de conducta y adaptación en otros entornos.
imperdible
nynne-schroder-Oc_quFdeGcs-unsplash

Conclusiones

Las conclusiones que se obtienen sirven de base para realizar un diagnóstico funcional del desarrollo, valorar las necesidades de apoyo que necesitan los niños, orientar a su familia y realizar una propuesta de tratamiento teniendo en cuenta el momento evolutivo del niño.

Evaluación infantil

La evaluación infantil es indispensable para dotar a los tratamientos que se imparten de la necesaria calidad técnica: Permite diseñar y ajustar los programas de intervención a las necesidades específicas de cada niño, teniendo en cuenta sus puntos fuertes y débiles y los contextos en los que se desarrolla, con el fin de obtener los mejores resultados posibles.

Seguimiento

Las revisiones de seguimiento permiten valorar, con indicadores objetivos, los cambios producidos durante el tratamiento y realizar los ajustes necesarios en función de la evolución del niño y los cambios en su entorno (familia, escuela y otros).

Los procesos de evaluación permiten a los profesionales ofrecer a las familias la mejor orientación y asesoramiento sobre las necesidades de sus hijos y poner en marcha los recursos de tratamiento necesarios. Conocerles mejor permite a los padres facilitar su aprendizaje, el desarrollo y bienestar socioemocional y, en definitiva, mejorar la calidad de vida de toda la familia.